para qué
Tiempo estimado de lectura: 2 minutosReading Time: 2 minutes

 

A la hora de decantarnos por esta profesión, podemos dar muchas respuestas que respondan a por qué. Pero ¿son esas respuestas reales o volátiles? ¿Meras justificaciones o razones vacuas? La verdadera pregunta a la que debemos responder es para qué. Veámoslo.

Cuando comencé mi primera carrera, Filología Inglesa, no tenía claro cuáles eran mis metas laborales; y menos sospechaba que me dedicaría a la formación y a la traducción –y posteriormente a la psicología, además–. Aunque tenía muchos porqués: porque me gustaban los idiomas; porque con un título se encuentra (solo en teoría) trabajo con mayor facilidad; porque estudiar inglés es muy útil; porque me gusta la literatura, etc.

Pero no fue a raíz de un curso de coaching, en el último año de carrera, que no descubrí la pregunta para qué y su enorme potencial. Entre esos paraqués estaban: para manejar un idioma con soltura; para enfocarlo a la traducción; para ganar cultura y así mantener conversaciones con un mayor número de personas, dar charlas; para crear una red de contactos y amigos con la que crear sinergias; para adquirir nuevas competencias que me servirán para obtener empleos más remunerados cuyas experiencias me ayudarán a conseguir una mayor autonomía profesional, etc., etc., etc.

Así pues, deduje que quería dedicarme a algo que realmente me realizase en lo personal y en el plano intelectual y me permitiese ganar mucho dinero (esto último no es tan fácil –ni políticamente correcto–, pero sirve de acicate para seguir aprendiendo); paraqués relacionados con la felicidad y la autorrealización.

Esto en coaching, o el arte de llevar a una persona –gracias a sus propios recursos y mediante la adquisición de hábitos nuevos– de un punto A (su estado actual) a un punto B (su meta), es una de las preguntas más poderosas que se pueden plantear alguien porque:

  1. No debe justificarse, como ocurre con por qué.
  2. Revela lo que hay detrás de un comportamiento. Nuestras motivaciones
  3. Nos habla del coste para nosotros que supone tal conducta.

Por tanto, te recomiendo que hagas este ejercicio, lector, sea cual sea tu profesión. Sabrás más sobre ti y sobre lo que te mueve a hacer las cosas, y, cómo no, a evitar tomar decisiones que pueden suponer tanto un gran coste cognitivo como económico (posgrados, formaciones especializadas «que están de moda», o pedir créditos porque se te ha ocurrido una «genial» idea de negocio.

Por último, me encantaría que compartieras tu(s) paraqué(s), respecto a la traducción o profesión freelance, en los comentarios. Gracias.

Referencias bibliográficas

Guarnieri, S. (2013). ¿Por qué pregunta un coach para qué? Escuela Europea de Coaching. Recuperado de http://blog.escuelacoaching.com/por-que-pregunta-un-coach-para-que/

 

¿Qué te ha parecido?
[Total: 0 promedio: 0]
Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *