Reading Time: 7 minutes

 

Hace poco que me presenté al examen de C2 de Cambridge, cuyos resultados te mencionaré más abajo. El nivel C2 del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas es el más alto y se supone que se es capaz de:

comprender con facilidad prácticamente todo lo que oye o lee. Sabe reconstruir la información y los argumentos procedentes de diversas fuentes, ya sean en lengua hablada o escrita, y presentarlos de manera coherente y resumida. Puede expresarse espontáneamente, con gran fluidez y con un grado de precisión que le permite diferenciar pequeños matices de significado incluso en situaciones de mayor complejidad.

 

Motivaciones

Dado que en mi Universidad (Universidad de Málaga), hasta donde yo sé, no se acredita a los egresados de Filología Inglesa o Estudios Ingleses con ningún diploma que certifique el nivel de inglés que se supone que tiene un filólogo recién graduado, y como para cursar un máster te piden un nivel B1, me saqué dicho título en aquel entonces sin ningún problema.

Pero, además, veía que con el B1 poco era lo que podía hacer a nivel profesional. Por eso me decanté a principios de este año por prepararme el CPE. Sí, no es frecuente pasar de un B1 a un C2, pero, debido a mi formación, trabajo permanentemente con la lengua de Shakespeare (clases particulares, traducción, lecturas, etc.), al tiempo transcurrido (cinco años y lo saqué con una nota alta), y a que no estaba dispuesto a perder tiempo y dinero en examinarme de B2 y C1, ¡me lancé a la piscina!

La otra razón era totalmente personal: quería demostrarme a mí mismo que no hacía falta ser nativo de un país anglosajón para presentarse a tal examen, además de querer sentir la enorme satisfacción de completar un reto bien planificado y gestionado en tiempo y dinero.

Preparación

La verdad sea dicha, se puede decir que fui a lo seguro: me apunté a una academia preparadora oficial de Cambridge de enero a junio y me compré unos cuantos de los libros oficiales para el examen (el resto los saqué de la biblioteca 😛 ); en estos posts (aquí y aquí) tienes toda la información sobre los materiales y estructura del examen.

El libro que usamos en la academia era el Student Book with answers de Objective Proficiency (Cambridge University Press), y, por mi cuenta, me fueron de gran ayuda el de Proficiency 1 y el Workbook de la misma editorial (completé ambos).

El verdadero secreto de este examen es el de conocer al dedillo su estructura y repetirlo una y otra vez cronometrando el tiempo (1 h 30 min el Use of English + Reading y el mismo tiempo para el Writing, y el Listening, 40 minutos). Por eso no hubo sorpresas los dos días en los que me examiné.

Otro aspecto importante en cuanto a la preparación ha sido el uso de unas cuantas apps geniales que me han servido de práctica mientras esperaba en las colas o en el transporte público. Entre ellas están: Cambridge Advanced Grammar in Use y Cambridge Grammar in Use (de pago pero valen la pena), English Collocation Dictionary, English Idioms and Phrases, Grammar Up, Grammarise Advanced y My Grammar Lab.

Entre los aspectos gramaticales y léxicos a tener en cuenta para este examen son de vital importancia:

  1. Las colocaciones (unidades fraseológicas).
  2. Los verbos frasales.
  3. Las expresiones idiomáticas (mi profesora hizo hincapié en que tuviéramos un buen repertorio para lucirlo en la prueba oral y escrita).
  4. Las inversiones.
  5. El vocabulario específico según diversas temáticas (medio ambiente, tecnología, comida, ocio, viajes, etc.).
  6. Los adjetivos compuestos (well-behaved, record-breaking, ice-cold).
  7. Los condicionales y el subjuntivo.

Además de lo que acabo de mencionar, no me vino mal suscribirme a Netflix y ver películas en inglés subtituladas al idioma de Shakespeare (con papel y boli para anotar vocabulario y expresiones interesantes), además de visualizar, entre otras, las películas en versión original El Padrino, Irrational Man y Annie Hall (dirigidas por Woody Allen), Sexo en Nueva York, etc. Por no hablar de cientos de vídeos de YouTube, documentales, entrevistas, etc.

Durante los meses en la academia trabajé sobre todo el Speaking, verbos frasales y expresiones idiomáticas (y muchos ejercicios de examen), mientras que en las dos semanas antes del examen completé cientos de ejercicios de vocabulario y gramática como los de Key Word Transformation (reformulación de frases con una palabra dada sin alterar su significado original).

Las lecturas en inglés de siempre han sido una constante en mi vida, pero durante esos meses incrementé la cantidad de estas.

inglés-c2-examen

El examen

No me voy a detener en la estructura del examen, para eso está la página oficial de Cambridge y las entradas que antes te mencioné (aquí y aquí).

En total, el examen abarcó dos fechas de este julio. En la primera hice el examen de Speaking, y en la segunda el de Computer Based (por ordenador) (muy recomendable, sobre todo por la posibilidad de hacer el Listening con tus cascos).

Es importante que no olvides tu identificación (DNI en España) y dejar el móvil fuera de la sala de examen (te lo guardan sin problemas) antes de entrar a la anhelada prueba.

El primer día me hicieron esperar bastante antes de comenzar, pero no me importó porque pude empezar a practicar con mi compañera de examen y fue muy estimulante porque ella tenía un gran nivel de inglés.

No hubo sorpresas durante el examen, todo se desarrolló tal y como había practicado una y otra vez en la academia. Hice una buena actuación y clavé el tiempo de dos minutos en la tercera parte (monólogo). Aquí se recomienda hablar más despacio de lo normal y articular bien las palabras para hacerse entender y demostrar que tenemos una buena puntuación (británica o norteamericana, no importa, siempre y cuando se sea coherente con la variedad elegida). El tiempo pasó volando.

El segundo día llegué también puntual y vi a bastantes candidatos repasando sus libros y folios (yo incluido). Te asignan un ordenador con tu número personal en la torre y tienes que poner tu identificación sobre esta. Si llevas algo de beber, tiene que ser una botella de agua sin etiqueta.

El instructor nos leyó los enunciados y comenzamos de forma sincronizada. Si quieres hacer alguna pregunta, solo tienes que alzar la mano en silencio y la persona encargada se acercará amablemente. Te facilitan una hoja con una contraseña antes de cada subprueba (Use of English + Reading; Writing, y Listening). Puedes usar esa hoja de borrador, pero la tienes que entregar después.

He de decir que la experiencia de usar el programa de examen es muy positiva: es muy cómodo de manejar, agradable a la vista, además en todo momento se ve un cronómetro digital; respecto al Writing, el programa cuenta automáticamente el número de palabras. Como la seda.

Algunas pruebas me resultaron más fáciles que otras, como el Use of English; sin embargo, me hubiese gustado tener cinco minutos más para el Writing.

Consejos

  • Completa todas las preguntas porque los errores no restan.
  • Usa unos 25 minutos para redactar la primera parte del Writing y 10 para revisarlo, y 30 minutos para la segunda parte y el resto del tiempo para la revisión final.
  • Sigue las pautas de cada ejercicio de Writing; por ejemplo, en el primero debes captar las cuatro o cinco ideas principales y sintetizarlas con tus palabras y opinión personal, sin usar verbos frasales ni expresiones coloquiales o idiomáticas (se trata de un ensayo). Lee bien los enunciados. En la bibliografía cito un libro adecuado para esta parte.
  • En el Reading, normalmente cada pregunta va relacionada con cada párrafo textual: no leas el texto completo de golpe, sino que contesta cada pregunta una a una.
  • En el Use of English de huecos de una palabra, fíjate si se pide una preposición de un verbo frasal, elige la mejor partícula de una unidad fraseológica y presta atención a si encaja algún adverbio o adjetivo.
  • En el Speaking, no te cortes y usa lo mejor de tu repertorio en cuanto a verbos frasales y expresiones idiomáticas. Enfócate más en la pronunciación que en la fluidez y, sobre todo, muéstrate colaborativo con tu compañero y escúchalo atentamente: valoran mucho que se responda a lo que la otra persona dice.
  • Prepárate la parte primera de la prueba oral, porque es muy previsible (ocupación, importancia de saber inglés, lugar de procedencia y aficiones). Por supuesto, no es el momento de ser lacónico: amplía siempre (no demasiado) la información que te pregunten, en tres o cuatro frases, usando estructuras gramaticales como la inversión, clefting (It’s money that I love, It was from Michelle that she heard the news) o pasivas. Todo suma.

 

Resultados

Siempre se cuenta que los examinadores de Cambridge quieren aprobarte, pero, obviamente, tienes que demostrar que tienes las competencias a tal efecto. Se suele decir que las pruebas de Cambridge, en comparación con otro tipo de exámenes, son las más objetivas, por consiguiente, tu resultado reflejará muy bien tu competencia en cada área (Use of English, Reading, Writing, Listening y Speaking), según esta escala.

Ah, se me olvidaba, ¡aprobé el examen!

Otras de las ventajas del examen por ordenador es que los resultados llegan a las dos semanas aproximadamente y el título, pocas semanas después. El precio es el mismo que en papel, por eso hay que inscribirse pronto, porque las plazas vuelan.

Conclusión

Si tienes un nivel B2 alto desde hace tiempo y practicas el inglés con frecuencia o no te conformas con el C1 (que no está nada mal), te animo a que te prepares el CPE —incluso por tu cuenta si eres una persona organizada—, ya que no se trata de un examen que solo los nativos pueden superar (te lo digo yo que todo lo que sé de inglés es gracias a los estudios académicos y nunca he estado en un país anglosajón para practicarlo). La satisfacción de alcanzar este nivel merece el esfuerzo de prepararlo (por no hablar de las salidas profesionales y oportunidades de estudiar en universidades extranjeras). Go for it!

Bibliografía recomendada

Libros

http://www.cambridge.org/elt/catalogue/catalogue.asp?cid=22

https://www.amazon.es/Success-Cambridge-English-Proficiency-practice/dp/1519610130/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1501328437&sr=8-1&keywords=writing+cpe

Enlaces (ejercicios y materiales)

http://cpesamplewritings.blogspot.com.es/

http://www.cambridgeenglish.org/exams/proficiency/preparation/

http://www.examenglish.com/cpe/index.php

http://www.splendid-speaking.com/exams/cpe_speaking.html

https://hiveofactivities.wordpress.com/2014/05/16/useful-cpe-sites-2013-exam/

Imagen 1.

Imagen 2.

 

2 Comments

  1. KittyKat

    Un nativo jamás tomaría este examen, no entiendo el motivo para pensar que un nativo podría siquiera necesitarlo. Los exámenes de Cambridge Language Assessment están dentro del CEFR y están diseñados específicamente para quienes estudian inglés como lengua extranjera, el C2 certificando que se tiene un dominio “CASI” nativo de la lengua. Nótese las comillas, ya que bien sabemos los que nos presentamos al C1 o al C2 que muchísimos nativos no aprobarían este examen.

    • Jorge Lucas Author

      Gracias por tu aportación, KittyKat.

      Quizá no me haya expresado bien: me refería a que no es para nada necesario tener la competencia de un nativo para poder superar ese examen (sobre todo en el aspecto de comprensión del idioma y pronunciación). Obviamente, no todos los nativos están instruidos ni tienen un nivel cultural suficiente para redactar o manejar el idioma con la corrección exigida a niveles C1 y C2 (incluso a niveles B). Tampoco trabajan de profesor en el Instituto Cervantes españoles que no tienen ni la primaria superada. Espero haber sido claro esta vez.

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *