rentrée traductoril
Reading Time: 2 minutes

 

El periodo vacacional está llegando a su fin y va siendo hora de tener listo y bien planificado el comienzo de curso. Esto es lo que voy a hacer en cuanto comience septiembre.

Tras un verano que he aprovechado para dar algunas clases particulares, estudiar las asignaturas para septiembre (de Psicología) y sacarme el C2 de inglés (uno de los acontecimientos del año), se puede decir que tengo las pilas cargadas para tomar con fuerza mi actividad.

Para empezar, y ya lo estoy haciendo, es recomendable mandar currículums a agencias y editoriales (para las segundas prefiero mandar propuestas) para hacerse notar en sus bases de datos. Es interesante tener el CV traducido a tus idiomas de trabajo, ya que unas de las ventajas de la globalización es tener clientes de todo el mundo.

En segundo lugar, tengo en el horno más copias de mis tarjetas de visita; hay que estar preparado para los eventos de traducción que se avecinan (véanse aquí, aquí y aquí) y practicar el noble arte del networking.

En cuanto a las propuestas editoriales, estoy escribiendo un par de ellas y he intentado ponerme en contacto con algunos agentes literarios, pero la mayoría hasta septiembre no responden a los correos. Gracias a Google Play Libros estoy al día en cuanto a la actualidad editorial se refiere; y lo bueno de esta aplicación es que te permite leer el primer capítulo de cada libro de forma gratuita.

El verano es un tiempo que permite reflexionar, hacer una puesta a punto, afilar la sierra (como diría Stephen Covey). Para mí significa reconciliarme con mis objetivos tanto vitales como profesionales, volver a ver el bosque después de tanto ver árboles durante el curso. Esta época del año es horrorosa en cuanto a temperaturas, pero genial en cuanto a tiempo disponible (los que podemos).

Me es imposible estar totalmente inactivo porque necesito seguir montado en el tren de la productividad (leer, trabajar, formarme, hacer deporte, etc.), aunque también me tomo mis descansos, cómo no.

Septiembre me resulta estimulante, flamante, nuevo, lleno de sorpresas; para tomar el curso que viene con ilusión y siempre con la capacidad de asombro en modo activo. Va a ser un curso intenso porque tendré las prácticas de empresa, el TFG, etc., espero terminar la carrera en el 2018 (crucemos los dedos).

Por lo tanto, estimado lector, deseo que disfrutes de lo que queda de agosto, que tomes nota de mis recomendaciones y que vuelvas con fuerza para crear impacto a la vuelta de las vacaciones. No lo olvides: todos somos capaces de dejar una huella en el mundo e inspirar a los demás.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *