Curator
Tiempo estimado de lectura: 4 minutosReading Time: 4 minutes

 

Hace unos meses, en una charla informal, un amigo me preguntó sobre la traducción de la palabra curator; concretamente, content curator. Le respondí —ya que conocía la etimología de cura: cūra, es decir, ‘cuidado, solicitud, inquietud y ocupación’—, que tenía que ser alguien que cuida de los contenidos, un gestor de contenidos. Pero después vi que dicha traducción ofrecida podría ser algo inexacta; no obstante, como decimos siempre los traductores, todo depende del contexto. Para que quede todo claro, clarito —diáfano—, procuraré en esta entrada resolver tus dudas sobre este término y sus diversas acepciones traducidas al español y al francés.

Etimología

Este término, tal y como lo recoge el diccionario Merriam-Webster, es un préstamo del latín cūrātor: «aquel que cuida, superintendente, guardián», de cūrāre: ‘vigilar, cuidar, asistir’; y, a su vez, procede del latín medieval cūra: ‘cuidado, solicitud, inquietud y ocupación’, tal y como lo he definido en la introducción.

 

Curator
Healoha Johnston, comisaria adjunta de la collección «The Arts of Hawai», en el Honolulu Museum of Art.

 

Por lo tanto, este término hace referencia con el campo semántico de ‘cuidar de algo o alguien, custodiar’. El término, tal y como se usa hoy en día en la esfera de Internet y demás, procede del mundo de la museología y poco a poco, en la década de 2000, se expandió a otros ámbitos que requieren una labor de selección, descarte y priorización. Se puso de moda y llegó a otros idiomas como el francés en la década de 2010 por las connotaciones estéticas del mundo del arte, tal y como lo explica muy bien este artículo del New York Times.

Museum curator

Expresión que se refiere a la persona encargada de los fondos, documentos e intereses; en este caso, de un museo. En castellano se suele traducir como ‘El conservador del museo Thyssen’. Pero es muy común en América Latina verter este término como ‘El curador del museo Thyssen’. En cuanto al francés de Francia, los resultados de Linguee y Reverso Context son unánimes al respecto: ‘Le conservateur du musée Thyssen’.

Exhibition curator

En cambio, cuando nos referimos a una exposición en concreto, en España se suele decir: «El comisario de la exposición “La influencia de Monet en el arte contemporáneo”». En América Latina quedaría: «El curador de la exposición “La influencia de Monet en el arte contemporáneo”». Respecto al francés, hallamos casi la misma cantidad de resultados para commissaire y conservateur: «Le commissaire de l’exposition “L’influence de Monet sur l’art contemporain”», o bien: «Le conservateur de l’exposition “L’influence de Monet sur l’art contemporain”».

Content curator

En los ejemplos que plantea la web de Fundéu, se ve cómo algunos —sobre todo en los medios de comunicación— optan por dejar el calco en cursiva y listo; pero nosotros no nos vamos a conformar con eso. Siguiendo el artículo de la mencionada web, esta nos recomienda usar la expresión ‘responsable de contenidos’, que viene a significar: «persona encargada de seleccionar, filtrar, editar y validar las informaciones y los contenidos de una web».

También es frecuente ver la traducción ‘curador de contenidos’, que, aunque no esté recogida en el Diccionario académico con dicho sentido, es habitual en América en ese contexto: «Despidieron al curador de contenidos por permitir un plagio flagrante».

En relación con el mencionado término, ‘gestor de contenidos’, al igual que ‘editor de contenidos’, según Fundéu, son alternativas también válidas que, sin embargo, pueden variar según la función exacta que se desarrolle.

¿Y cómo lo dicen en la lengua de Molière? Pues se traduce habitualmente por ‘curateur de contenus’, derivado de ‘curation de contenus’, por las razones expuestas en el apartado de Etimología.

Podríamos seguir con más fraseología de este vocablo, como por ejemplo en el sentido de ‘tutor legal ‘ (‘tuteur legal’, en francés) y demás acepciones jurídicas en latín; pero mi intención es darte una idea general y útil de la traducción al español y francés del término.

Traducir es un arte, además de un oficio, y los idiomas están abiertos a ser seducidos por poderosas influencias. Sé que las plumas del pavo real del inglés son muy vistosas, efectistas, plásticas, magníficas y atractivas; pero eso no es óbice para olvidar la belleza y recursos de nuestro idioma, que, además —al usarlo con propiedad—, nos mantiene a salvo de serle infiel a nuestra querida viuda negra que es la semántica.

 

Referencias bibliográficas

Imagen 1: Answer the Public, término de búsqueda: curator. Elaboración propia.

Imagen 2: Honolulu Magazine.

Imagen 3: Meetalexb

¿Qué te ha parecido?
[Total: 0 promedio: 0]
Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *